Aniversario   Historia   El_Sistema Óptico   Ing._"Joselito_Rodríguez"     Filmografía

ING. JOSÉ "JOSELITO" RODRÍGUEZ RUELAS
PADRE DE LA CINEFONÍA MEXICANA

Pionero del Cine Mexicano



BIOGRAFÍA:

Ing. José de Jesús Rodríguez Ruelas, "Joselito Rodríguez" 1907-1985

     Primogénito del matrimonio formado por Ismael Rodríguez Granada y Maclovia Ruelas González, nace el 12 de febrero de 1907 cuando nevó en la Ciudad de México, un excepcional día.

     La inquietud de José por conocer lo que en los albores del siglo XX se presentaba como un extraordinario hallazgo, La Electrónica al Alcance de todos, lo motivó desde temprana edad e incursionó en la investigación de la resistencia a los electrones a través de circuitos.

     Una vez preparado como técnico en electrónica, la nueva figura de comunicación, El Cine, le capturó su atención. Los personajes, la historia, escenografía, fotografía, existían, pero faltaba un elemento sustancial: el Sonido.

     La escisión política y social de México en aquel tiempo, 1925, provoca la emigración de José y su hermano Roberto hacia la fábrica de ilusiones: Hollywood, California.

     José, estudia en la Polytechnical School of los Ángeles California, para completar su preparación como Ingeniero en electrónica, mientras Roberto estudia fotografía.

     Ahora, más seguro por los conocimientos adquiridos, el Ingeniero Rodríguez Ruelas se dedica a construir en la trastienda del negocio familiar la panadería, ubicado en las calles Brooklyn de la Ciudad Californiana, lo que a la postre sería el equipo portátil más ligero del mundo, con solo 12 libras de peso.

     Tiempo después sus padres y hermanos se mudaron a la ciudad Angelina. El Ing. Rodríguez les tenia una sorpresa: el 15 de septiembre de 1929 los llevó al cine Electric para que su amigo proyeccionista exhibiera la primera grabación registrada por su equipo; nada menos que el: Himno Nacional Mexicano, en donde quedaron trazados los emotivos sonidos en variadas formas sobre un negativo.

     La familia Rodríguez, se prepara para escuchar el resultado del invento, caso contrario a lo esperado, brincan de los asientos para oír la más infiel y descabellada reproducción sonora; Joselito impactado, se dirige al cuarto de proyección para desmontar su pista de sonido y colocarla adecuadamente; se había montado al revés. Ahora si, al escucharse nítidamente la bravía melodía desde los iniciales acordes, su familia emocionada lo abrazó y desgajó con lágrimas de júbilo. Solemne su padre exlamó: Hasta que chilló ese aparatito.

     José, apoyado por su hermano Roberto, decidió Filmar (Producir y Dirigir) algunos documentales y películas cortas en Hollywood donde la publicidad del cine “California” señalaba que posiblemente alguno de los espectadores podría verse en la pantalla, generando con este ardid el suficiente imán de taquilla para llenar el cine. Las facultades de portabilidad, les permitió filmar en lugares altamente concurridos por gente latina v.g. La Villita, Una jaula con leones, etc., y por estas producciones al aire libre se comprobó que el sistema Rodríguez Sound Recording System era excelente, cuyas contribuciones emergidas del talentoso mexicano presentaban grandes avances técnicos, demostrando que era diametralmente opuesto el proceso de filmación, en proporción con las exageradas exigencias y dificultades de los estorbosos equipos americanos.

     Sus cortometrajes, vieron pasar muchas películas exhibidas en ese Cine y las producciones fílmicas realizados por Joselito, permanecían en cartelera por semanas, meses, pues el publico así lo exigía.

     La invasión del equipo sonoro Rodríguez Bros. Sound Recording System, en el mismo hogar de la Western Electric y RCA, se hizo notar con admiración y total descontrol para las poderosas empresas; puesto que jamás pensaron que el invento Mexicano, por su calidad sonora, portabilidad y bajo costo de operación, les produciría desde ya enorme dolor de cabeza y representó una amenaza.

     El éxito del invento llegó hasta las oficinas del productor y actor americano Tim McCoy, quien alquiló el equipo para sonorizar en 1930 algunos episodios de la película seriada The Indians are Coming, distribuida por la Universal Pictures. Joselito orgullosamente había alcanzado el reconocimiento a su creatividad ante propios y extraños, entonces sucedió que la familia acordó dedicarse por completo al cine. Un vez establecidos en México, dieron oportunidad a mucha gente, sin olvidarse de sus primos; Ramón, Mariano y José Rodríguez Granada, dedicados a la escenografía, Manuel Topete, Antonio Uribe en sonido, Alicia Bolaños (De Philips), Emma Rodríguez, Martha Rangel, Titina y Pepito Romay en la actuación, etc.

     A principios de 1931 D. Juan de la Cruz Alarcón, distribuidor de películas en México y socio de la empresa Nacional Productora de Películas, realizó un viaje a California para adquirir un equipo sonoro y producir la película que tenían en preparación. Quedó sorprendido al conocer las descomunales intenciones de las marcas norteamericanas, quienes continuando con sus planes para colocar mundialmente sus productos, calculadoramente le expresaron; Mis equipos se alquilan, no se venden. Y por contrato exigían derechos económicos perennes (royalties) por el usufructo, 50 dólares por cada rollo, lo que arrojaba un total de 500 dólares por título, esto, multiplicado por todas y cada una de las reproducciones subsecuentes, representaba una fortuna.

     Joselito y Roberto, realizan inesperada entrevista en el Aeropuerto de los Ángeles al cabizbajo Señor De la Cruz Alarcón, que retornaba abatido a México, una vez terminada la breve filmación, se le entregaron a Don Juan un par de latas conteniendo los negativos tanto de imagen como del sonido.

    Revelados y sincronizados por D. Aniceto Ortega, el Director Español radicado en los Estados Unidos, Don Antonio Moreno, preguntó si lo escuchado era una prueba de los equipos americanos, se le informó que se trataba de la invención mexicana. Complacido por la prueba y sin dudarlo, pidió el señor Moreno a los Productores, regresar a Hollywood para Importar a quien de ahora en adelante sería Joselito Rodríguez, un tanto por afecto, otro tanto debido a su corta estatura física, sus 23 años y por la enorme responsabilidad para sonorizar Santa.

     El día 3 de noviembre de 1931 la costumbre de hacer películas silenciosas cambia radicalmente su dinámica, los que están detrás de cámaras, ahora deben guardar silencio para escuchar por vez primera en México los comandos de: Silencio, cámara, corre, acción y Santa Habló por espacio de 83 minutos.

     En tanto la Industria Cinematográfica despegaba, el Ing. Joselito Rodríguez por su profesionalismo y acertados resultados, fue víctima del boicot y la presión por parte de las empresas Hollywodenses y esquiroles, más nunca se amedrentó, la seguridad, determinación, visión y el valor generalizado de la familia cinematográfica, impregnó al resto de los industriales mexicanos y autoridades para enfrentar los monopolios sonidistas, entonces se expidió la resolución desde La Presidencia (D. Pascual Ortiz Rubio) para que a todos los cines de la República se les adaptaran el sistema de proyección con sonido óptico, un verdadero movimiento nacionalista.

     Años de ininterrumpidas labores, el Ing. Rodríguez, sonorizó junto con sus hermanos Roberto, Consuelo, la primera Ingeniero del mundo, y Enrique, la mayoría de los filmes nacionales, dentro del primer camión que contenía equipos para grabar simultanea e independientemente 5 producciones, provocando que por primera y quizá única ocasión, las empresas estadounidenses se vieran obligadas a ceder en sus redoblados intentos internacionales por gobernar a su conveniencia el mundo del espectáculo, pero nuestro cine se libró.

     Desconociendo las envidias y los celos, Joselito se preocupó por formar equipos humanos así, como electrónicos para satisfacer la demanda fílmica, y heredó su genialidad a todos los que atendieron su enseñanza.

     La labor del Ingeniero de sonido con ese sentido profesional, aguzado oído, y calidad artística, prácticamente se desempeñaba como Director, en cuanto a los actores, se obligaba a señalarles las inflexiones, intenciones y dicción, entre muchos señalamientos más, por lo que su participación era determinante en el buen resultado de taquilla de la producción que se tratara.

     Con la enorme experiencia adquirida en la sonorización personal de 123 películas en nueve años, decide incursionar como Escritor, Productor y Director. Esta faceta la inicia en México con la cinta El Secreto del Sacerdote (1940), de inmediato Ay Jalisco No te Rajes (1941), La Pequeña Madrecita, Angelitos Negros (primera película mexicana de tema racial), Huracán Ramírez, Pepito As del Volante, por mencionar algunas de sus exitosas producciones. Así, sin que nadie más pudiera continuar con el desarrollo del equipo, él mismo decidió adquirir para la sustitución del invento, maquinaria RCA, cerrando para siempre su valiosa aportación como sonidista.

     José de Jesús Rodríguez reconocido como el Padre de la Cinefonía Nacional y “piedra angular” de la Industria Cinematográfica en su etapa sonora, fue generador y fundador de Sindicatos, Sociedades Autorales, Asociación de Productores, maestro, amigo, excelente padre de familia, adorado esposo y un buen mexicano que creyó en su país, y por todas su aportaciones técnicas y artísticas, siempre será recordado como el personaje más querido, modesto, renombrado y admirado, por todos los sectores que conforman el quehacer cinematográfico... Porque siempre...

Veía las películas a través de su pasión, el Sonido…

Pepe Romay.

 

Subir

 
romay@prodigy.net.mx

CONACULTA * IMCINE * CINETECA NACIONAL
ESTUDIOS CHURUBUSCO AZTECA
SOCIEDAD  GENERAL DE ESCRITORES DE MÉXICO
FILMOTECA UNAM
Bienvenido. Sincronización 21 Cuadros A.C.
Derechos Reservados. Sincronización 21 Cuadros A.C. México 2006. Web Master y Diseño: Andrés Mas.